Declaración del II Foro de Participación Ciudadana de la UNASUR
Unasur
Martes, Noviembre 29, 2016
Foto: Unasur

Contexto general

El escenario mundo que actualmente se nos presenta, viene acompañado de un proceso histórico de confrontaciones geopolíticas en el marco de la lucha por la hegemonía mundial que ponen en peligro la Soberanía, la Paz y la Convivencia Pacífica de los pueblos, lo cual nos conduce a reafirmar la necesidad de recorrer una senda con otro proyecto de vida, donde la búsqueda por la soberanía y la democracia de los pueblos nos encamine hacía un nuevo esquema pluripolar y multicéntrico.

Las grandes potencias económicas, políticas y bélicas han mantenido un ambiente tenso, turbulento, con miras a imponer criterios financieros provenientes de las grandes transnacionales que buscan hacer sucumbir a los nuevos modelos emergentes.

Por lo expuesto  desde nuestras organizaciones y movimientos sociales, consideramos necesario trabajar desde la lógica de los principios emanados de UNASUR y coincidimos que tales premisas de paz, democracia, derechos humanos y soberanía son pilares fundamentales para la construcción de un nuevo mundo, donde el hecho integracionista, el reconocimiento del otro y la visibilización de los históricamente olvidados son elementos  que nos invita a trascender más allá del modelo neoliberal capitalista.

Nosotros las organizaciones y movimientos sociales reunidos en la ciudad Mitad del Mundo, República del Ecuador declaramos:

  1. Que los Estados miembros de UNASUR deben reconocer la pluralidad de los diversos actores como sujetos políticos autónomos e independientes y deben garantizar nuestro derecho a la participación política y generar ambientes favorables para una participación protagónica real y efectiva, en el proceso de construcción de las políticas públicas y de la contraloría social responsable. De esta forma nos comprometemos como agentes transformadores de cambio a defender la integración suramericana y los logros alcanzados por UNASUR.

Reafirmamos nuestra voluntad y compromiso político para profundizar y ampliar el proceso de integración y unión de Suramérica, en el marco de los principios, propósitos y objetivos del Tratado Constitutivo de UNASUR, buscando entre otros, la preservación y consolidación de la región como zona de paz, la profundización de la democracia y la plena vigencia de los derechos humanos e igualdad de género para que prevalezcan como ejes de nuestra afirmación y presencia regional y mundial. En ese contexto, ratificamos nuestro compromiso político con continuar en el trabajo y avanzar en el camino que iniciamos en el I Foro de Participación Ciudadana, realizado en el 2014 en Cochabamba, Bolivia, contemplada en el Acta Final.

  1. Confirmamos que el proceso histórico de consolidación, preservación y el ejercicio pleno de la democracia en nuestra región es irreversible, no admite interrupciones ni retrocesos de ningún poder fáctico y seguirá marcado por el respeto a los valores esenciales de la democracia que emanan del poder soberano que radica en el pueblo y que se fundamenta en la celebración de elecciones libres, periódicas, transparentes, informadas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo, la participación ciudadana, la justicia social y la igualdad, la lucha contra la corrupción, así como el respeto a todas las libertades públicas reconocidas en nuestras constituciones nacionales. 
  2. Valoramos los avances que ha tenido la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), en la defensa de la soberanía y auto determinación de nuestros pueblos, principios que han sido una mecanismo para profundizar la solidaridad de los pueblos y gestores en el desarrollo de nuestras políticas internacionales. Así como el firme compromiso de afianzar los logros alcanzados por los países de la región, principalmente en materia de lucha contra la desigualdad y promoción de la inclusión social, dando sostenibilidad a políticas y proyectos a través de la cooperación intraregional.
  3. Reafirmamos la necesidad de concretar la participación ciudadana en los distintos Consejos Ministeriales y otras instancias de UNASUR, según las especificidades y modalidades de sus estatutos, tal como establece las Directrices de  Funcionamiento del Foro de Participación Ciudadana.
  4. Nos comprometemos en la lucha con la promoción, protección y garantía de todos los derechos humanos sin discriminación alguna. Subrayamos que el respeto de todos los derechos humanos individuales y colectivos, civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales, sexuales y reproductivos en su carácter universal, indivisible e interdependiente, incluido el derecho al desarrollo, están íntimamente relacionados y se refuerzan mutuamente. En ese contexto, destacamos la importancia de instrumentar medidas orientadas a garantizar los derechos de las personas en situación de vulnerabilidad y a la lucha contra toda forma de discriminación, xenofobia o racismo. A promover el trabajo digno y a impulsar las acciones encaminadas a priorizar los derechos, en todos los niveles, de los grupos sociales de atención prioritaria, entre otros, personas migrantes, pueblos originarios, mujeres, jóvenes, niñas y niños, personas mayores, personas con discapacidad, campesinos, afros descendientes, LGTBI, como medio de fortalecer los sistemas democráticos y la integración y unión regional.
  5. Expresamos nuestra convicción por impulsar y contribuir al proceso de construcción de la Ciudadanía Suramericana de UNASUR, como un eje de integración y construcción desde el tejido social, a través del reconocimiento progresivo de derechos a los nacionales de un Estado miembro residentes en cualquiera de los otros Estados de UNASUR.
  6. Ratificamos el compromiso de las organizaciones y movimientos sociales con la libertad de opinión y expresión y el derecho a la información en nuestros países. Haciéndose necesaria la democratización de la comunicación y la información, mediante la participación plural de  los medios de comunicación -públicos, privados y comunitarios-, en aras de consolidar un hecho comunicacional veraz y responsable cuyos interés no estén condicionados por las grandes corporaciones mediáticas  para que puedan así contribuir con responsabilidad social y en el marco del Estado de Derecho y de justicia, al debate de ideas y a la promoción del pluralismo político, fortaleciendo la democracia y la participación ciudadana en Suramérica.
  7. Exhortamos y nos solidarizamos con todos las organizaciones sociales, en la continuidad a sus distintas luchas en la región, en defensa de sus derechos sociales, políticos, culturales y ambientales, y hacemos especial énfasis en aquellas luchas por la preservación y defensa de la naturaleza.
  8. Respaldamos el proceso de diálogo entre las diferentes fuerzas políticas en Venezuela, auspiciado por UNASUR, con la participación de un representante del Vaticano, el Secretario General Ernesto Samper y de los ex presidentes Jose Luis Zapatero, Martín Torrijos y Leonel Fernández.
  9. Ratificamos nuestro apoyo y solidaridad al hermano pueblo Colombiano y a las partes en conflicto, por su trabajo sostenido para alcanzar un acuerdo de paz permanente en Colombia y la región. Y nos unimos a la petición por su concreción lo antes posible.

Exigimos al gobierno de los Estados Unidos el respeto a la dignidad de los pueblos de América Latina y el Caribe, particularmente en lo referente a los derechos de migrantes, condenando cualquier tipo de injusticia contra los inmigrantes y/o restricciones a sus derechos fundamentales.

  1. Solicitamos que continúe el proceso de apertura entre EEUU y Cuba  y respaldamos la decisión de las Naciones Unidas en el levantamiento inmediato del bloqueo a Cuba.
  2.  Exigimos a todas las potencias imperialistas  que se abstengan de realizar acciones injerencistas en nuestros Pueblos.
  3. Reiteramos nuestro reclamo de la soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, hoy ocupadas por Gran Bretaña de manera ilegal.
  4. Agradecemos a la Presidencia Pro Tempore de Venezuela y a la Secretaria General de UNASUR, por todo su apoyo para la concreción de este II Foro de Participación Ciudadana de UNASUR, y de igual forma agradecemos al pueblo y Gobierno ecuatoriano, por su hospitalidad al haber acogido este Foro.
  5. Preocupados por la relación asimétrica entre las empresas transnacionales, empresas de negocios y Estados Suramericanos, que genera graves implicaciones en el respeto, protección y garantía de los Derechos Humanos, al permitir el desarrollo de actividades transfronterizas sin rendición de cuentas a los Estados nacionales y ante el vacío legal, en el marco de la Resolución 26/9 de junio 26 del 2014 del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, respaldamos la elaboración del instrumento jurídico internacional vinculante y exhortamos la participación a los Estados Suramericanos a participar en el proceso de generación de dichos instrumentos.
  6. Demandamos a la Comunidad Internacional, en especial al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, proseguir y concluir los procesos de descolonización, en particular el Sahara Occidental, la última colonia de África, y exhortamos a los Estados Miembros de UNASUR a apoyar el derecho a la plena independencia y soberanía del pueblo Saharaui.

Apoyamos el derecho a la autodeterminación de Puerto Rico.

Finalmente, con total y absoluta resolución, asumimos el compromiso de concretar una vida orgánica del Foro de Participación Ciudadana de UNASUR, aprobando la estructura básica necesaria de funcionamiento efectivo, de ésta relevante instancia, haciendo así una realidad de nuestra aspiración de la participación ciudadana en la Institucionalidad de UNASUR.

Acordado en Quito, Ecuador, a los 18 días del mes de noviembre de 2016

Sección: